Quiero correr, ¿qué debo hacer?

Si usted es uno de esos a los que la moda de correr, esa que se apoderado de millones de ticos, le comienza a seducir, debe tomar en cuenta que hacer una carrera no es solo ponerse las tenis y activar el cronómetro.

Para evitar que se lesione, y que la ilusión de cruzar la meta se convierta en un calvario, acá en Hago Deporte hemos hecho un resumen de los pasos previos para correr.

Lo primero, y básico, es efectuare un chequeo médico para saber cómo está su organismo, y, por si se tiene entrenador, decirle cuál es el estado actual.

Tras dicha valoración es primordial comprar un zapato adecuado, ya que no es lo mismo ponerse unas tenis para alguien pronador, supinador o neutro.

El pronador es el que corre con las piernas juntas y pisando con la parte más interna del pie, por lo que ahí se recibe el peso del cuerpo, el supinador es quien corre con piernas separadas y se apoya con el arco del pie más levantado, y el neutro no suele recargar la parte interna ni externa del pie.

Si no se cuenta con un plan de entrenamiento, lo más recomendable es correr tres veces por semana, y, acá, es necesario que al comenzar las distancias sean cortas.

Esta etapa es para que el cuerpo se acostumbre a la actividad física, así que tres o cinco minutos de caminar y luego un trote suave no están nada mal.

Ya después podrían ser de tres a cuatro kilómetros o entre 35 y 40 minutos sin detenerse. Acá se debe tener en cuenta que al empezar es preferible ir poco a poco cada día, sin abarcar mucha distancia. Es preferible hacerlo así, que luego tener que parar por alguna lesión.
No pretenda correr todos los días, aunque se esté quemando por hacerlo; ya después, cuando esté mejor entrenado, vendrán jornadas más continuas y extensas.

Conforme salga a correr entre semana, también puede fortalecer su cuerpo haciendo pesas en un gimnasio. Al correr no solo las piernas necesitan fuerza, sino también brazos y tronco.

No olvide hidratarse bien antes y después. Los estudios dicen que si corre menos de una hora y 30 minutos, tome agua, si es más use hidratante.

Por último, cada vez que corra, estire antes y después de hacerlo, ello le puede evitar muchas lesiones.

El estiramiento previo hace que los músculos adquieran viscosidad para entrenar; el que viene después ayuda a relajar los músculos.

Cuando corra no pare de golpe, hágalo de a poco, caminando algunos metros.

Ahora sí, salga y disfrute de esa moda que cada día crece más en el país: corra.

Fecha: 9 de marzo de 2015
Escrito por: Hago Deporte