Las etiquetas nutricionales no son un adorno

Ese papelito que traen los empaques o los envases de todos los alimentos y que reciben de nombre, etiquetas nutricionales, no son un adorno; al contrario, representan una información muy valiosa y más en la vida de los deportistas.

Lo anterior lo reafirmó Catalina Miranda, nutricionista del Centro de Nutrición Larisa Páez y quien se especializa en materia deportiva.

“Las etiquetas son una herramienta muy útil para valorar si el producto cumple con las características nutricionales que se están buscando. Estas informaciones además de hacer los productos atractivos a la vista, indican los ingredientes exactos los y diferentes aportes que brinda el alimento al organismo”, comentó Miranda.

1_img-11artDe acuerdo con la profesional, existen varios componentes en las etiquetas que son fundamentales a la hora de hacer la interpretación.

Tamaño de la porción: El error más común es comer todo el contenido del paquete sin tomar en cuenta las porciones, por lo que posiblemente estará comiendo más de lo recomendado.

Grasas totales: Esto indicará la cantidad de grasa que contiene una porción. Un alimento con bajo contenido de grasas contiene 3 gramos (g) o menos de grasas totales por porción. Las grasas saturadas y las grasas trans están incluidas en la cantidad total de grasas.

Colesterol: El colesterol se encuentra solo en alimentos de origen animal, tales como carnes, aves, pescado, huevos y productos lácteos.

Sodio: Se le conoce como “sal”. Un consumo elevado de sodio puede aumentar la presión arterial.

Carbohidratos totales: Los carbohidratos están presentes en el pan, pastas, arroz, cereales, frutas, papas, verduras harinosas y dulces.

Fibra alimentaria: Es importante consumir suficiente fibra.

Azúcares: El azúcar se menciona por separado y también se incluye en los gramos totales de carbohidratos. Si el alimento tiene entre sus 3 primeros ingredientes reportados azúcar o dextrosa, es un alimento fuente de azúcar.

Proteínas: Las proteínas se encuentran en alimentos de origen vegetal y animal, incluidos frijoles, garbanzos, lentejas. También como fuente principal se encuentra en el pescado, aves, carnes, huevos y productos lácteos.

Porcentaje del valor diario (VD): Es la cantidad de cada nutriente que este alimento aporta a una dieta de 2,000 calorías. Lo importante de estos porcentajes es que muestran cuando un alimento tiene “alto” o “bajo” contenido de algo. Si el valor es del 20% o más, el contenido se considera alto. Si el valor es del 5% o menos, se considera bajo.

“La etiqueta nutricional es la presentación formal de la información que debe constar en el empaque de los productos alimenticios. Cada país establece su propio estándar basado en las normas alimentarias y reglamentos de la Comisión del Codex Alimentarius de la Organización para las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) y la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, agregó la nutricionista.

Ya lo sabe, las etiquetas no vienen solo de adorno. Es más, si usted es un deportista responsable, es bueno que aprenda a leerlas correctamente. Sin duda, sería una buena medida de prevención en pro de sus objetivos físicos.

Fecha: 27 de marzo de 2015
Escrito por: hagodeporte.com